Philip K. Dick: Tiempo desarticulado


 Resultado de imagen de philip k dick tiempo desarticulado



   Hay una cierta ingenuidad reconfortante en este libro, una inocencia en la narración y en la mirada del narrador que invita a recordar la literatura pulp pero también una manera de afrontar el futuro y las verdades muy alentadora, pues recuerda a esas épocas en que todo se fiaba a la palabra dada por alguien (aquello que se llamaba palabra de honor). Aunque la novela ataca a las apariencias y a lo fácilmente visible, a lo fácilmente creíble, tiene su mayor acierto en no hacer alambicado su desarrollo, en no complicar su trama y en develar diríamos que mirando a los ojos, sin trampa ni cartón: Puedes no creer en esto, dice Dick, pero no te he engañado; puede ser un desvarío, pero te lo he contado como lo veo y lo creo. Hay algo de literatura casi de quiosco en esta historia, puede parecer que todo está cogido con pinzas, puede mover al asombro despectivo llegar al final de sus páginas, pero también hay una nobleza que ya casi no se encuentra en la literatura actual, de una estirpe quijotesca y transparente como pocas: es una obra que se disfruta mucho y que da mucho que pensar y que ayuda a rejuvenecer el ánimo y a entender que siempre es necesaria una cierta inocencia en la novela, en la filosofía, en la vida.

Entradas populares de este blog

Julio Cortázar: Cambio de luces

Julio Cortázar: En nombre de Boby

Julio Cortázar: Orientación de los gatos